viernes, 30 de enero de 2009

Los milagros, según Hume

Los muchos ejemplos de milagros, profecías y acontecimientos sobrenaturales falsificados que se han detectado en todas las épocas por pruebas de lo contrario o porque ellos mismos han puesto en evidencia su absurdidad, demuestran suficientemente la fuerte propensión de la humanidad a lo extraordinario y maravilloso a pesar de que lo razonable sería sospechar de todos los relatos de este tipo. Es raro, podría decir un lector reflexivo, que estos acontecimientos prodigiosos no se produzcan en nuestros días, pero no es raro que los hombres mientan en todas las épocas.
Hume

Dicen que cuando el hombre empezó a comunicarse oralmente fue cuando su cerebro comenzó a desarrollarse más que el de ningún otro ser vivo conocido. Pero no fue una cosa consecuencia de la otra, es decir, el lenguaje no hizo al hombre desarrollar su cerebro, ni el desarrollo del cerebro llevó a que se usara el lenguaje, sino que fueron de la mano el uno del otro. Es curioso que aquí empezó el hombre a mentir. Podemos darnos cuenta fácilmente que los animales no mienten (no voluntariamente), esta capacidad de mentir es exclusiva del ser humano. No quiero decir que el lenguaje sea malo sino que es herramienta para la mentira y la mentira es propiedad del ser humano. Los babilonios mentían, los egipcios mentían, los griegos mentían, los romanos mentían, los cristianos mentían, en la Edad Media mentían (y mucho), los ilustrados mentían (poco pero también lo hacían), Hume mentía, nosotros mentimos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los milagros, mitos y religiones son el paso posterior a la magia y el anterior a la ciencia. Y yo creo que sin lenguaje se puede dar una forma de mentira que seria el engaño mediante el cual algunos animales se alimentan.

Anónima dijo...

Todo el mundo miente. House

Esto resume toda tu entrada. Besitos!!